Programación Neurolingüística (PNL)

La PNL es una disciplina que se conoce de forma popular como “manual de instrucciones para el ser humano” y que nos provee de abundancia de herramientas y técnicas para gestionar mejor nuestra vida. Facilita que aprendamos a tener conciencia de cómo funcionamos y a equilibrarnos. Es un proceso de autoconocimiento que nos enseña a utilizar nuestros propios recursos y a encontrar nuestras propias respuestas para alcanzar armonía y bienestar.

Para la PNL un problema es un programa erróneo en el subconsciente, es ignorancia a corregir; en algún momento de nuestra vida hemos elegido ese aprendizaje como la mejor opción, seamos conscientes o no de ello. La buena noticia es que podemos desaprenderlo, revertirlo.

En definitiva, la PNL estudia los patrones y procesos (programación) creados por la interacción entre el cerebro (neuro), el lenguaje (lingüística), el cuerpo y los sentidos:

  • Programación: Los diferentes modelos del mundo que tenemos y vamos adquiriendo son los que crean y modifican nuestro comportamiento.
  • Neuro: El sistema nervioso es el responsable de cómo procesamos la información y es el que regula todo nuestro cuerpo.
  • Lingüística: El lenguaje determina cómo interferimos y nos comunicamos con nosotros mismos y con otras personas.

Sus creadores fueron John Grinder y Richard Bandler.

Ver artículo «Programación Neurolingüística (PNL), una herramienta para el éxito» en Diario de Navarra

Coaching

Es una técnica de diálogo basada en preguntas y reflexiones, un proceso de acompañamiento reflexivo y creativo que tiene el poder de desatar las posibilidades de cambio y mejora que todos albergamos en nuestro interior. El coaching provoca una visión absolutamente diferente de los problemas cotidianos, permitiendo que las mejores respuestas del individuo fluyan.

Es una competencia que te ayuda a pensar diferente, que te permite tomar acción efectiva y con responsabilidad hacia tus objetivos, mientras crece la imagen que tienes de ti mismo, mejoras las comunicaciones y profundizas tus relaciones.

El coaching está focalizado en “ayudar a aprender”, que es un proceso diferente al enseñar. El coach (facilitador) no es alguien que le diga al coachee (cliente) qué es lo que tiene que hacer. Su tarea no es juzgar, ni dar consejos. El rol del coach es hacer preguntas que estimulen a reflexionar, a recapacitar críticamente acerca de los supuestos indudables, a poner en cuestión las creencias y a tornar discutible lo que se considera incuestionable, favoreciendo así el desarrollo y crecimiento personal.

El trabajo del coach es hacer que cada persona alcance sus propias comprensiones, viva con más conciencia y autenticidad, y se transforme en maestro de sí mismo.

Mindfulness

Mindfulness o Atención Plena significa prestar atención de manera consciente a la experiencia del momento presente con interés, curiosidad y aceptación. Jon Kabat-Zinn, conocido referente mundial de Mindfulness por haber introducido esta práctica dentro del modelo médico de occidente hace más de 30 años, fundó la Clínica de Reducción de Estrés en el Centro Médico de la Universidad de Massachusetts. Allí introdujo a los pacientes a la práctica de Mindfulness para el tratamiento de problemas físicos, y psicológicos, dolor crónico, y otros síntomas asociados al estrés.

Jon Kabat-Zinn define Mindfulness como: “Prestar atención de manera intencional al momento presente, sin juzgar”.

Este tipo de atención nos permite aprender a relacionarnos de forma directa con aquello que está ocurriendo en nuestra vida, aquí y ahora, en el momento presente. Es una forma de tomar conciencia de nuestra realidad, dándonos la oportunidad de trabajar concientemente con nuestro estrés, dolor, enfermedad, pérdida o con los desafíos de nuestra vida. En contraposición, una vida en la que no ponemos atención, en la que nos encontramos más preocupados por lo que ocurrió o por lo que aun no ha ocurrido, nos conduce al descuido, el olvido y al aislamiento, reaccionando de manera automática y desadaptativa.

La atención plena nos ayuda a recuperar nuestro equilibrio interno, atendiendo de forma integral a los aspectos de la persona; cuerpo, mente y espíritu. Practicando la atención plena desarrollamos una mayor capacidad de discernimiento y de compasión. La práctica de esta atención abre la puerta hacia nuevas posibilidades, nos trae al aquí y al ahora, nos invita a vivir una vida de manera plena y en el presente.

Bodythinking

Es un conjunto de técnicas cuyo objetivo es conectar y potenciar el valor del cuerpo en los procesos de pensamiento, concediéndole a éste el poder de pensar.

Hasta ahora, la mayor parte de nuestra filosofía se ha caracterizado por ignorar o despreciar el cuerpo en los procesos reflexivos y de trabajo con ideas. Con el Bodythinking, se quiere trascender la disociación entre la mente y el cuerpo y facilitar experiencias de pensamiento corporal para pensar, actuar y vivir mejor, con una nueva inteligencia y creatividad.

Las técnicas y experiencias de Bodythinking se basan en la exploración del cuerpo, no a través del intelecto, sino a través de la experiencia directa que cada uno puede tener de su propia anatomía y fisiología.

El Bodythinking nos ayuda a comprender el lenguaje de nuestro cuerpo, a escucharlo, a permitirle expresarse. Se trata en definitiva de experimentar cómo el cuerpo no es un sistema de alarmas sino un sistema de información único y poderoso.

Ver artículo «El corazón tiene cerebro», entrevista a A. Marquier por I. Sanchís publicada en el periódico La Vanguardia